Desde hace algún tiempo, las sudaderas han conseguido traspasar los límites a los que estábamos acostumbrados: hemos dejado de ver esta prenda como un mero elemento deportivo para incorporarlo en looks más casuales. Si ya en los 90 fue todo un boom en las calles, durante los últimos años las hemos podido ver tanto en pasarelas como en figuras reconocidas. No te pierdas nuestro último post y descubre todos los secretos de esta prenda. Te contamos cómo combinar una sudadera sin capucha y te damos algunas ideas de looks. ¡Sigue leyendo!

Las sudaderas sin capucha: prendas versátiles

Las sudaderas han sido siempre uno de los máximos exponentes de la ropa deportiva en general. Por eso, en ocasiones, suele costarnos incluirlas en look algo más precisos y casuales.
Sin embargo, es una prenda muy versátil, que combinándola de forma correcta, puede ofrecernos muchas posibilidades. Dicho esto, las sudaderas sin capucha (si hablamos de las sudaderas con capucha, es otro asunto) son realmente combinables y puedes encontrarlas en multitud de colores, estampados (o lisas) y con características particulares. Por eso, si consideras que la comodidad es esencial para vestir, pero no quieres renunciar a un estilo cuidado, una sudadera sin capucha puede ser tu mayor aliado.
De hecho, gracias a su reiterada presencia en los streetstyle, se han convertido en algo más que una tendencia, donde  la estética ‘streetwear’ la ha acabado posicionando como el  must de cualquier fondo de armario del hombre actual.

Ideas de looks con sudaderas sin capucha para hombres

Sudaderas sin capucha para un look sport

La comodidad es el principio que rige este tipo de outfits. La inspiración deportiva de los looks permite que las prendas tengan cortes más desahogados y anchos, ganando en movilidad. Por otro lado, los materiales deben ser agradables al tacto y de calidad. Puedes combinar camisetas de manga corta y cuello redondo, simples, con pantalones chinos o jeans y zapatillas deportivas. Añade a esto una sudadera y tendrás un total look sport perfecto.

Sudaderas para un look casual

Un look casual se compone de prendas variadas  y colores básicos para poder hacer múltiples combinaciones, sin perder la comodidad pero tampoco el estilo. Por eso, puedes vestir una sudadera sin capucha con una blazer de tweed, consiguiendo un look business casual. Además de un blazer, puedes combinar una sudadera sin capucha con unos pantalones cargo o chinos, e incluso vaqueros.  En cuanto a los zapatos, utiliza unos mocasines o botas  para darle un estilo más formal y que contraste con el resto de prendas.

 

Algunas alternativas a la sudadera sin capucha

Si eres de los que apuestan por diferentes capas en los looks, no sólo tienes la oportunidad de incorporar sudaderas sin capucha a tus estilismos. Las sudaderas con cremallera son la clave como alternativa para componer looks pensados y en tendencia, como este modelo de sudadera con cremallera azul marino, combinada con blanco y rojo. De estilo muy preppy, cuenta con detalles como la cremallera en dorado envejecido que le dan gran personalidad al estilismo.
Otra de las alternativas clave y una de las novedades que más expectación ha levantado en redes, es la sudadera polar. Gracias a su singularidad y su tejido, esta prenda está concebida para los días de frío. Además, incorpora guiños de estilo college y grandes letras de la marca que nos transporta a los años 90 más americanos.
El invierno es la mejor época para apostar por sudaderas sin capucha en cualquiera de tus looks, no olvides pasarte por nuestra sección de sudaderas de hombre y dejarte llevar por las tendencias, los estampados de temporada y las prendas abrigadas. ¡Cuéntanos cuál es el estilo que más te gusta!