Los pantalones de pinzas eran una prenda imprescindible en el armario de los hombres durante de la década de los 80, y tras pasar unos años desaparecidos del panorama de la moda masculina, han vuelto con más fuerza que nunca. Y parece que lo han hecho para quedarse.
Podemos decir que los pantalones de pinzas actualmente son un must have, hasta el punto que han destronado a los skinny o pantalones pitillo, que durante las últimas temporadas se han mantenido como la primera opción a la hora de confeccionar un look trendy, casual pero con un toque de formalidad.
Pero para lucir unos pantalones de pinzas, es importante saber cómo llevar unos pantalones de pinzas. Porque sí, es cierto que son un tipo de pantalón muy funcional capaz de adaptarse a todos los estilos, pero no todo vale, ya que si optamos por una mala combinación, podríamos echar al traste la magia que aporta la pinza al pantalón.

Consejos para llevar unos pantalones de pinza y marcar estilo

Lo primero que debes tener en cuenta es que los pantalones de pinzas son anchos, y no están pensados para llevarlos ceñidos a la pierna. Por lo que si todavía no estás preparado para separarte de tus pitillos, más vale que te quedes con ellos hasta que estés listo para experimentar nuevas sensaciones.
Los pantalones de pinzas los puedes combinar con una camiseta de manga corta, con una camisa sport o con una camisa de vestir, pero eso sí, las tres opciones deberás llevarlas por dentro del pantalón.
Los abrigos y cazadoras quedan geniales con un pantalón de pinzas, y también las americanas, siempre y cuando se ajusten relativamente a tu silueta.
En cuanto al calzado, el abanico de opciones para elegir es muy amplio. Si optas por zapatos de vestir, los mocasines y los Oxford son los más acertados. Si en cambio prefieres lucir un look más desenfado, las clásicas zapatillas de lona se muestran como la mejor opción.
Y respecto al largo del pantalón, queda a tu elección, ya que tanto si optas por dejar el tobillo al aire como por mostrar tus calcetines, el acierto estará asegurado. Todo dependerá de cómo te sientas más cómodo.
Para terminar, no cometas el error de llevar cinturón con unos pantalones de pinzas. Ten en cuenta que en la zona de la cintura es por donde estos pantalones tienden a ceñirse, por lo que los cinturones sobran con este tipo de pantalones.