Mucho antes de ser Director de Relaciones Externas y Servicios Vip de la Expo 92, Portavoz de la Casa de Alba o Director de Protocolo del Pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghái, Carlos Telmo, nuestro flamante Hombre Silbon, ya era Relaciones Públicas. Allá cuando esa profesión implicaba justamente eso, relacionarse, sin redes sociales ni más armas que el DON DE GENTES, allá cuando el CARISMA era tangible, fácil de reconocer.
De Moda, ni toserle, ha trabajado como Director de Comunicación y Relaciones Publicas para firmas y eventos, ha hecho ocho Cibeles y ocho Gaudís, ha trabajado para diseñadores de la talla de Bvlgari, Purificación García y Victorio y Lucchino. Con esa experiencia y sus cualidades para identificar lo que sí y lo que no de la Moda le convierten en garante de éxito en terrenos de estilo. De repente en su vida, cuando profesionalmente parece que no le quedaban retos por cumplir aparece Shanghái, una ciudad, una etapa, y mucho más que eso. Tuvimos el honor de que nos contara en una divertida sobremesa, que convirtió en entrañable, el porqué de Shanghai. Qué fácil le resulta ganarse el respeto y la confianza de todos.

Qué fácil es querer ser amigo de Carlos Telmo. Telmo ha sabido adaptarse a los tiempos y es habitual twittero, colaborador de prensa escrita o televisión y maneja las redes sociales y su blog con maestría y desparpajo. Hoy día, profesionalizar las Relaciones Públicas es una de sus ocupaciones principales. Renovarse o morir. Una cabeza pensante que no cesa.

“Si la personalidad está constituida por una serie ininterrumpida de actos afortunados, en tal caso puede decirse que había algo brillante en torno a él, una exquisita sensibilidad para captar las promesas de la vida, como si estuviera vinculado a una de esas complicadas máquinas que registran los terremotos a millas de distancia. Esta reacción nada tenía que ver con la blandengue impresionabilidad que ha sido dignificada bajo el nombre de temperamento creador; tenía un don extraordinario para saber esperar, una romántica presteza que jamás he hallado en otra persona, y que es probable que no vuelva a encontrar”

Francis Scott Fitzgerald

Carlos Telmo siempre ha dicho que lo que le gusta es la gente. Él no está conectado a una “de esas máquinas que registran terremotos”, él lleva la SENSIBILIDAD guardada en un imán gigante con el que atrae a todos los que se ponen a su alrededor.

¿Qué pregunta te gustaría que te hicieran que no te hayan hecho ya?

Muchas y variadas, pero quizás me gustaría que me preguntaran qué quiero hacer a estas alturas de mi vida (¿qué te gustaría ser de mayor?) de la que no me puedo quejar.

¿Qué evento de los que has dirigido te ha hecho sentir más orgulloso?

La T de Telva que hicimos en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para John Galliano, la fiesta de la película Prêt à Porter para Bvulgari en París, la boda de Eugenia y Francisco Rivera, la presentación en Sevilla de las tiendas de la calle Rosario, la boda de Arantxa del Sol y Juan Serrano en Córdoba… muchos, la verdad.

¿Quién ha llegado a sorprenderte de todas las personalidades que has conocido?

Aún está por venir, pero me encantó conocer y tratar a la Duquesa de Alba, Bibis Samaranch, Antonio Ordoñez, Juana Goiguro (la calentera del Postigo)…

De repente en tu carrera, llegó Shanghái y China, y te enamoras de aquello, algo sucede. Cuéntanos.

Fue un momento difícil de mi vida. Mi madre se acababa de morir, los negocios me iban regular y de pronto la vida me hizo un regalo, China. Fue un flechazo en toda regla, amor a primera vista. Me enamoré desde el primer día, me encantó. Me tenía que haber quedado allí un rato más.

La sensación de sentirse totalmente nuevo (China) ¿hace sacar lo mejor de uno mismo?

Sin duda alguna, no sabes leer, no puedes hablar, indiscutiblemente tienes que sacar tus mejores armas para triunfar, no sé si lo logré pero sí que lo intenté con todas mis fuerzas y realmente fue muy gratificante.

Si atendemos a la definición de dandy, encajas a la perfección. ¿Qué opinas de ello?

Dandy: “Hombre que se distingue por su extremada elegancia y buen tono”, ¡qué miedo!, me encantaría serlo, pero creo que tengo mucho que aprender.

¿En qué se fija primero en cuestión de estilo alguien con tanta experiencia en identificarlo?

Creo que el estilo se nota y se ve a primera vista, solo caminando ya te puedes hacer una idea.

Siempre hablas de tu gusto por las personas. Puede parecer una perogrullada pero nos gustaría que definieras la palabra PERSONA.

El ser que se mueve, se viste y se relaciona…, pero con raciocinio. Menos es más.

¿Encaja Silbon con tu forma de ver la moda?

Totalmente, me parece una firma joven, audaz, fresca y elegante, sin ñoñerías.

Qué fácil le resulta ganarse el respeto y la confianza de todos. Qué fácil es querer ser amigo de Carlos Telmo.

La hora del test

1. Básico en tu armario
¿Me puedo pedir más de uno? Camisa blanca, un buen blazer, un par de zapatos estupendos, y ya puestos un buen cinturón, reloj… ¡Ah! Siempre algo negro y sin olvidar una buena pashmina y un bonito pañuelo para el bolsillo de la americana.

2. Prenda favorita
La chaqueta.

3. Complemento
Un bonito pañuelo para el bolsillo de la americana. Me encanta un buen reloj, te da seguridad.

4. ¿Sigues las tendencias de moda?
No pienso, bajo ningún punto de vista.

5. Un icono de estilo
Cary Grant sin género de duda

6. Una ciudad para vivir
Más de una. Echo mucho de menos Madrid, no me importaría nada vivir en Londres o París, sin olvidarme de Shanghái y New York. Por supuesto me gustaría mucho pasar temporadas en Montreal. Mientras tanto me gusta mucho Sevilla, realmente es mi casa y me puedo escapar perfectamente a Ronda, mi pueblo, y a Tánger mi pasión.

7. Una ciudad para visitar
Todas y cada una de las que te he dicho anteriormente, con una parada especial en Córdoba.

8. Una comida
Lentejas de primero y una tapa de albóndigas.

9. Un trago
Un whisky con agua por favor.

10. Una película
“Vatel” y muchas más.

11. Un libro
“El Abanico de Seda” y muchos más.

12. ¿Qué estás leyendo actualmente?
“Cixí la Emperatriz”, te lo recomiendo, si te gusta China.

13. ¿Qué música escuchas?
Me encanta la música, depende de mi estado de ánimo.

14. Un sueño
Viajar

15. Tu definición de elegancia
Máxima sencillez.

16. Silbon es…
Mi último descubrimiento, me encanta.