Antes de entrar en materia me gustaría hacer una pequeña distinción entre la americana sport o americana formal. Con el fin de facilitar la misión diferenciaremos entre dos grupos de americanas, entendiendo como formales las que uso en los trajes y sport todas las demás. Como veréis el grupo es muy amplio. Podremos realizar innumerables distinciones y divisiones en este grupo. Por tejidos, dibujos, diseños, botonaduras… Infinidad de elementos que definirán y americanas distintas para clasificar.

En la actualidad, la ausencia de estructura es una característica común en las americanas sport. Antiguamente, estas, estaban dotadas de forro y hombreras casi siempre, por lo que seguían la línea de las prendas formales. Hoy día es habitual que se incide en el carácter más relajado de las prendas y se prescinda de los elementos que armen en exceso las mismas, apelando a la comodidad.

Los botones también serán un elemento de distinción entre las americanas. Será habitual ver botones en tonos carey, madera o incluso metálicos. Una de las americanas más populares, el blazer o blasier posee como principal característica los botones metálicos. En su origen creada como alternativa más sport a las formales, actualmente digamos que está a medio camino entre ambos grupos y es habitual verla tanto como prenda formal y casual. A mi me gusta incluirla en el grupo de americanas que hoy nos ocupa.

En este post quiero haceros mi propuesta para cubrir todas las necesidades de un caballero. Lo que entiendo por un buen fondo de americanas sport:

  • Americana azul marino: Tan básica que es conveniente tener una buena americana azul marino de verano y otra de invierno. Algodón o algodón/lino para la etapa calurosa y lana para el invierno.
  • Un blazer azul marino: Casi nunca tendremos suficientes americanas azul marino y esta prenda nos permitirá conseguir looks muy bonitos y con personalidad.
  • Americana príncipe de Gales: un clásico que jamás pasa de moda. Adaptando las tendencias actuales una americana de este tipo en tonos marrones, beige o verdes es siempre un acierto.
  • Americana lisa en tono acorde a la época: Siendo perfectos los tonos claros que se acerquen al blanco como arena, beige o gris claro para las estaciones cálidas y las tonalidades más oscuras de verde, marrones o grises para la época de frío.
  • Americana fantasía: aquí podríamos englobar a todas aquellas americanas que por su tejido o el dibujo del mismo salen de lo común y no entran en ninguno de los grupos anteriores. Serían por tanto perfectas para añadir en esta categoría las de pata de gallo, mil rayas o cuadro ventana.
Silbon - Notebook - Americana Sport 2
Silbon - Notebook - Americana Sport 3

Las americanas Sport se pueden combinar perfectamente con otras prendas formales para crear looks de trabajo. Siempre que no sea de obligado uso el traje podremos mezclar una americana de este tipo con pantalones y camisas de vestir. Todo lo que hemos hablado es aplicable al verano o invierno, es decir podemos hacer esta agrupación pensando en tejidos aplicables a la época del año que queramos y seguirá siendo válida.

Cómo combinar una americana sport

En cualquier caso, te damos algunas opciones para vestir con una americana sport:

  • Puedes combinar una americana sport con unos vaqueros para un look más desenfadado, pero no cometas el error de utilizar la americana que llevas normalmente a la oficina, ya que aunque sea de corte sport probablemente tenga un tejido más formal y desentone un poco. Sin duda, las americanas de estilo sport casan muy bien con el tejido denim. Eso sí, no utilices cualquier pantalón vaquero, ya que si no se ajusta bien a la cadera, el tiro es demasiado bajo o el bajo demasiado largo, puede jugarte una mala pasada.
  • Que sea sport no implica que debas descuidar sus proporciones. Para combinar correctamente esta prenda es importante que los hombros estén bien encajados para que no te quede holgada y que el primer botón esté por encima del ombligo, de forma similar a como ajustamos una americana de traje.
  • Las americanas sport combinan a la perfección con camisas de estilo más relajado con botones en el cuello, o con polos lisos. En caso de que estés pensando en combinar tu americana en invierno, los jerseys de cuello redondo o alto son perfectos para conjuntar con este tipo de prendas.
  • ¿Y los zapatos? Si es verano, puedes optar por unas zapatillas de deporte sencillas, y en caso de querer combinar tu americana sport en invierno, te recomendamos unos botines de cuero que le aporten un poco de formalidad al look. Si nos decantamos por un atuendo muy desenfadado, podemos incluso elegir unas alpargatas para combatir el calor del verano, pero es importante medir el tono del atuendo y de la ocasión. Al fin y al cabo, combinar el calzado deportivo con americana para eventos de noche puede ser un gran error.

Las americanas sport son un gran complemento para looks más informales, y es más que recomendable tenerla como básico de armario. Eso sí, resulta esencial saber cómo combinarla y evitar errores clásicos, como llevar un chándal con una americana sport o incluso combinar materiales rígidos como la pana. 

Espero haberos ayudado una vez más a tener algún truco para conseguir un buen fondo de armario. Gracias por acudir a la cita con Notebook y por leerme cada semana.

Hasta la próxima.