Si tuviera que elegir entre diez prendas imprescindibles en el armario del hombre la camisa blanca, sin duda, formaría parte de la lista. Si tuviera que elegir cinco, seguramente también entraría, incluso si tuviera que elegir tres.

Se trata de una prenda tan imprescindible que quizás no haya dos que lo sean más.

Eso sí, si me das a elegir entre una camisa blanca y una azul, posiblemente escogería antes la azul, cuestión de gustos. Eso no quita para que piense que la camisa blanca es una de las prendas estrella en todo armario de caballero.

En este post me gustaría mostraros uno de los matices por los que este prenda es tan popular: Su versatilidad. Para ello he escogido un modelo de vestir, pero no demasiado formal. Cuello cutaway y puño simple. Hay que tener en cuenta que la camisa con puño doble limita el uso a ocasiones estrictamente formales.

Os propongo cuatro looks distintos para lucir con camisa blanca:

  • Con traje: La luz y claridad que la camisa blanca aporta a un traje oscuro no puede conseguirla la camisa azul. Para la ocasión un traje diplomático y corbata de seda.
  • Con americana: Combinar chaqueta y pantalón de vestir para escapar del traje es una buena idea, con la camisa blanca como perfecta aliada.
  • Con cardigan: Una opción más informal, a medio camino entre casual y formal. Desenfadado pero no demasiado.
  • Con sudadera: Desabrochamos un botón de más y la cremallera de la sudadera con capucha y tenemos la versión más canalla.

Mi consejo es que si tenéis que tener sólo cinco camisas de vestir en el armario optéis por las siguientes:

  • Azul lisa con puño simple
  • Azul lisa con cuello blanco y puño para gemelos
  • Blanca lisa con puño simple
  • Blanca lisa con puño doble para gemelos
  • Rayas con puño simple

Sé que hay mucha variedad y colorido pero estas serían las cinco con las que podríais cubrir todas vuestras necesidades en lo que a vestir formal o semi formal se refiere.

Espero haberos ayudado un poco a la hora de escoger este esencial elemento en el buen vestir masculino. Nos seguimos viendo por aquí amigos. Gracias por dedicarme vuestro tiempo.