Esta sección se creó para poder entrevistar a personas como Manuel. Desde que Silbon era sólo un plan remoto y mucho antes de que fuera lo que es hoy día, Manuel Carrasco, nuestro nuevo Hombre Silbon, ya representaba a la perfección el espíritu que la firma pretendía tener. Conoció nuestros comienzos, vio como arrancaba el sueño que planeaba en la cabeza de dos cordobeses y que tan sólo era una vaga idea. Esos dos jóvenes cordobeses y el equipo de Dress Code by Silbon, en la persona de quien suscribe este texto conocen a Manuel Carrasco desde mucho antes de que fuera un reputado abogado y padre de familia. Concretamente desde su época de estudiante, en la que ya destacaba en el mundo del deporte, compaginando los estudios de Derecho con el baloncesto, donde hizo una carrera más que digna, basada en su espíritu de sacrificio y nobleza, cualidades que siempre le han acompañado como carta de presentación. Si alguna vez Manu, como se le conoce entre amigos, pasa desapercibido, es más por su carácter tímido y discreto que por su imponente físico. Mucho antes de que se pusiera tan de moda el término «preppy», Manuel ya encarnaba, según nuestra opinión, el valor que implica dicho anglicismo: carácter deportivo, gusto por el vestir clásico y respeto por las buenas formas de toda la vida. Desde el cariño que le tenemos le realizamos la entrevista que os traemos a continuación.

Nos habla de su día a día, de sus aficiones, de su profesión y conocemos algo más de alguien que deja que el trabajo y el esfuerzo hablen si por solos, siendo fiel usuario del poder de la discreción.

¿Cuánto de vocación hay en la profesión de abogado que ejerces?

Buena pregunta. Yo pienso que sin vocación nunca se puede llegar a ser un buen abogado, pero uno no nace que con la vocación de ser abogado, sino que se va descubriendo poco a poco con el ejercicio de la profesión. En cierta ocasión, escuché a Miquel Roca decir que en el ejercicio de la abogacía “El gustar o no gustar se va sustituyendo por el disfrutar”. Y eso es precisamente lo que a mí me ocurre. Echando la vista atrás, me he dado que cada vez disfruto más con mi profesión, a pesar de los sin sabores de la misma que son muchos, y eso es precisamente porque he ido construyendo mi vocación poco a poco, con mucha humildad, esfuerzo, dedicación, a un ritmo que me ha permitido y me permite racionalizar los problemas de los clientes, comprender el porqué de estos problemas, el espíritu de la norma de aplicación, etc, y poco a poco vas notando como vas creciendo profesionalmente, alcanzando un compromiso con tu profesión que parece no tener límites.

Han pasado varios abogados por esta sección y todos han coincidido en algo. En la abogacía no hay horas. ¿Trabajáis tanto como parece? ¿Cómo se logra desconectar?

Coincido con todos mis compañeros, aunque no solo es que no haya horas, sino que en muchas ocasiones lo que no hay es horario, algo que quizás es más un defecto que una virtud, pero esta profesión es así. ¿Cómo desconecto? Pues obligándome a desconectar, exigiéndome desconectar. Entiendo que el trabajo de un abogado se basa en sus conocimientos, capacidad de trabajo etc, pero también en su propio equilibrio y estabilidad, y para ello hay que desconectar. Al igual que soy muy estricto con los horarios de trabajo, lo soy igualmente con el tiempo que dedico a mi familia, deporte, etc…

Sabemos que una de tus pasiones es el deporte. ¿Sigues practicando deporte a diario?

Hasta no hace mucho casi a diario, pero ya cada vez se hace más complicado, aun así intento sacar un par de días en semana. He realizado durante 14 años aproximadamente deporte de competición por lo que éste se ha hecho necesario en mi vida, incluso, en cierto modo, he hecho extensivo los valores del deporte a mi vida personal y profesional. Así por ejemplo me considero muy disciplinado (aunque mi mujer me dice que mas que disciplinado soy cuadriculado), además nunca fui un virtuoso del deporte pero con mucho muchísimo esfuerzo y dedicación conseguí algunos éxitos. Pero si algo tengo que agradecer al deporte es la cantidad de buenas amistades que he encontrado por el camino.

¿A qué te gustaría haberte dedicado si no hubieras sido abogado?

Ufff, a tantísimas cosas… Pero quizás me hubiera gustado estudiar INEF

¿Qué importancia, consideras, que tiene en tu profesión la imagen?

Si por imagen te refieres a la apariencia personal entiendo que en muchas ocasiones juega un papel determinante. Esta apariencia personal la suelen identificar con disciplina, sello personal, etc…

En tu día a día tienes que ir con traje o americana. Pero, ¿cómo te gusta vestir en tu tiempo libre?

Por supuesto, en mi tiempo libre abandono momentáneamente el traje y la americana, y me gusta ir lo más cómodo posible, para ello unos vaqueros, una camisa o polera de Silbon y a correr.

¿Cómo es un día en la jornada de Manuel Carrasco?

Me atrevería a decirte que casi cada día es diferente, pero generalmente a las 7:30 estoy en planta, tras la rutina de todos los días, buena ducha y mejor desayuno, llevo a mi hija a la guardería , quizás sea el momento más agradable del día, cuando balbuceando (todavía no habla con claridad) se pone a cantar y a llamar mi atención. Posteriormente desembarco en mi despacho , enciendo el ordenador, abro la agenda y a partir de ahí se acabo la rutina, ningún día ha sido igual a otro en los 11 años de ejercicio profesional: visitas al juzgado, reuniones, etc. Me suelo marchar a casa sobre las 14:30 para comer con mi mujer y a las 16:30 de nuevo para el despacho, para intentar no acabar muy tarde -a veces misión imposible-, y poder hacer algo de deporte.

Háblanos de tus lugares favoritos en Córdoba, tu ciudad.

Pues que decirte, existen tantos sitios que es complicado decantarse por alguno, y sobre todo ahora en este mes de Mayo, pero quizás lo que más me gusta de mi ciudad es pasear por el casco antiguo tempranito, cuando los turistas aun descansan, no hay día que no encuentre algún enclave singular.

¿Cómo conociste Silbon?

Desde su inicio, aquella tienda colorista de la calle Alfonso XIII, de Córdoba. Aunque siendo más concreto desde que solo era una idea en la cabeza de Pablo y de Rafa.

La hora del test

1. Básico en tu armario.

Vaqueros

2. Prenda favorita

Polera

3. Complemento

Gemelos

4. ¿Sigues las tendencias de moda?

Poco o nada

5. Un icono de estilo

Nunca le he pensado

6. Una ciudad para vivir

Córdoba

7. Una ciudad para visitar

Barcelona

8. Una comida

Tortilla de patatas

9. Un trago

Santa Teresa 1796

10. Una película

«Matar a un ruiseñor» y «El Padrino»

11. Un libro

«El último judío» de Noah Gordon

12. ¿Qué estás leyendo actualmente?

«Hombres buenos» de Arturo Pérez Reverte

13. ¿Qué música escuchas?

De todo un poco

14. Un sueño

Conseguir mis objetivos profesionales y personales junto a mi familia

15. Tu definición de elegancia

Saber estar en cada momento

16. Silbon es…

Un nuevo aire