En su evolución, la moda se funde y bebe de diversas fuentes de inspiración, se contagia de otras disciplinas y, finalmente, se rinde a los dictámenes de la calle y las preferencias del público. Así, de un tiempo a esta parte, los límites entre lo clásico y lo moderno se desdibujan, como las fronteras de los elementos formales y los puramente casual.

Hoy queremos redescubrir un clásico que ha sabido adaptarse a los tiempos y a las necesidades del hombre, hasta saltar del entorno “de etiqueta”, e instaurarse en nuestro día a día. Se trata del pantalón de vestir. El mismo que se ha convertido en compañero de la batalla cotidiana de muchos hombres.

A lo largo de los años ha ido perdiendo muchos de los elementos de la formalidad de antaño y hoy nos permite elaborar estilismos tan conocidos con el navy & grey, alternativa idónea del traje clásico.

Pocas opciones mejores y más sencillas, para una jornada de trabajo, que la mezcla de pantalón de vestir gris con americana azul. Dependiendo de la época del año o del estado de ánimo, el grosor y el tono de gris pueden variar.

Hoy día es habitual encontrar modelos sin pinzas, más estrechos y algo más bajos de tiro. Sin embargo, en las últimas temporadas, el modelo clásico, con pinza, ha vuelto con fuerza y va ganando terreno a otras opciones.

Particularmente el pantalón de vestir gris Premium de la nueva colección de Silbon es mi favorito. Los detalles como la pinza pronunciada, los ajustables laterales, el bolsillo monedero frontal y el corte semi slim fit hacen de este pantalón una de las mejores armas estilísticas para lucir con clase.

Distinción y discreción en su justo equilibrio.

Hablemos ahora del acabado, ¿cuál es el bajo correcto del pantalón?, ¿Y la medida de la boca del mismo? Existen rasgos bastante universales, sin embargo, también depende del gusto personal. En mi caso, suelo estrechar el pantalón lo justo para que la boca quede en 18 centímetros (nunca lo toco más arriba de la parte del gemelo). Tras probar con varias medidas, esta es con la que me encuentro más a gusto. En cuanto al largo, me gustan ligeramente cortos, que casi roce el calzado, eso sí, por favor, tened en cuenta que esta medida es un gusto personal y no un standard. Mi consejo es que no falten en el armario un pantalón de vestir gris oscuro, otro, gris medio o claro y algún modelo en azul marino.

Y tú, ¿has incluido ya el pantalón de vestir en tus looks? ¿Cómo te gusta combinarlos? ¡Cuéntanos tus ideas!

Nos vemos muy pronto, en el próximo notebook.

¡Feliz septiembre!